Información a diciembre de 2015

Resumen 

El Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única y Familiar (PRO.CRE.AR) tiene por objetivo promover el acceso a la vivienda única, familiar y de ocupación permanente de la población en todo el territorio nacional y, al mismo tiempo, dinamizar el sector de la construcción y generar empleo a través de la construcción de vivienda nueva y del mejoramiento del parque habitacional existente. Para esta tarea, el Programa utiliza el crédito como herramienta de desarrollo e inclusión social, contemplando las diferentes situaciones socioeconómicas y familiares de los beneficiarios, estableciendo tasas diferenciadas por cada segmento de ingresos.  
Desde la creación del Programa se han empleado diferentes líneas de acción a los fines de alcanzar los objetivos trazados: por un lado, movilizando recursos públicos mediante préstamos para la construcción de viviendas individuales en terrenos provistos por las familias solicitantes del crédito, para la ampliación, terminación y refacción de viviendas existentes; por el otro, a través de la construcción de desarrollos urbanísticos en predios fiscales, facilitando el acceso a la vivienda a las personas que no cuentan con posibilidad de agenciarse un terreno donde construir. 
Asimismo, durante el último trimestre de 2013 el Programa ha implementado dos nuevas líneas de crédito orientadas a familias que no cuentan con un terreno propio. La primera, destinada a la adquisición de vivienda a estrenar. La segunda, “construcción y terreno”, incluye un complemento financiero para la adquisición de un lote en el cual construir la vivienda. Además, en el marco de esta línea el Programa ha puesto en marcha diversas acciones orientadas a la generación de lotes urbanos, buscando de este modo contribuir en la tarea de facilitar el acceso a terrenos de calidad y a un precio accesible.
 
Contabilizando las líneas de crédito denominadas “Construcción” y “Terreno + Construcción”, los créditos otorgados ascendieron a poco más de 99.000, que sumados a las carpetas que se encontraban en proceso de análisis y aprobación superan los 110.000 créditos. Este volumen de créditos contabilizó una inversión mayor a los 45.000 millones de pesos. 
Considerando todas las líneas individuales (descontando las viviendas que se están construyendo desde el programa) la inversión realizada a la fecha de corte (Dic. 2015), fue superior a los 53.000 millones de pesos.